miércoles, 2 de octubre de 2013

Canto del sueño

En tu rítmico sonido descansa mi alma
mientras en mi mente van volando mil cometas  
que se sumergen en el océano de mis pensamientos
descubriendo miedos y tristezas, alegrías y verdades.

¿Dónde estaré vagando desnuda, 
del trajín del día, de los momentos vividos?
mi cuerpo estará en calma y mi alma dará un paseo
por aquellos rincones que en mi memoria no quedan
de los que sólo siento aquietar mis sentidos
con la tranquila melodía del anochecer.

Cada noche te escucho susurrar en mi oído
que goce del descanso en mi almohada
mientras que yo espero sin prisa
a que mi mente y mi alma quieran viajar contigo
te acercas cada noche y en tu venir me clamas:

"vamos, toma mi mano, ven conmigo
vivamos juntos mundos imposibles
vuela, grita sin voz,
sumérgete en pozos profundos 
y resucita libre en el cuerpo de un halcón".

Amo tanto el suceso que me apasiona la espera
como aquel niño frente a su helado favorito
que lo devora lentamente sabiendo que si termina
deberá esperar otro día para disfrutar de su sabor

Así, yo aún no quiero unirme a tu latir lento
a tu respiración tranquila, a tus ojos cerrados
a la calma emanando de tu alma 
por temor a abrir los ojos 
y que la noche haya acabado.