jueves, 3 de octubre de 2013

Vida y muerte

A veces siento que mi vida
sólo se quiere escapar
busca salir y volar,
como si temiera ser querida

Palpita como un fuego
cuando logro ser su amiga,
sentirla, apreciarla, vivirla
entonces su luz se desprende
desaparece sin dejar rastro,
emana de mí y me cuesta retenerla.
como una mariposa entre mis manos

La muerte, sin embargo me busca,
intenta hacerse parte 
de todo lo que soy y tengo,
me desea, se acerca sigilosa en su melodía
tomando posesión de mi cuerpo y de mi alma, 
que envejecen cada día
Yo sólo busco ser amiga de la vida
y la muerte quiere ser amiga mía 

Vida, anida en mí,  hazme eterna como tú
transfórmame en lo que quieras
no dejes que me pudra en lo profundo
en medio de la piedra y los gusanos
llévame al cielo a cantar como pájaro
sumérgeme en el mar para nadar entre los peces
o llévame en el lomo de un tigre salvaje, 
que se acerca sigiloso para asechar a su presa

Haz lo que quieras conmigo
pero no dejes que la muerte
me haga dormir entre sus brazos
que como nadie quiere estar con ella
me busca incesante por los rincones
tal vez si fuera más entretenida
menos dolorosa y aprehensiva
yo podría ser su amiga y buscarla
pero mientras eso no suceda
dile por favor que me deje tranquila,
que por ahora yo no quiero ser su amiga.