jueves, 10 de octubre de 2013

Por mi ventana

Encerrada entre cuatro verdades
vivo en una soledad acontecida
por los misterios que me invaden 
que susurran que destellan
y no necesitan la luz del sol.

Espero atenta el momento
en que mi cuerpo decida dejar a mi alma
que se mueva, se desprenda y se vaya
para salir a tomar sol y sentir el viento
ver las bandadas atravesarse en el cielo
ante mí, una simple humana que las mira
casi siempre hipnotizada

Mi cuerpo necesita correr
pararse, salir de aquí
pero mi mente prefiere
al descanso de mi cuerpo
para salir a jugar libremente
por mundos desconocidos
viajando constantemente
hacia dentro de mí

Cuánto te demorarás
en construir tu castillo de cristal
que me llene de la nada
y la vez de todo
que me mantenga asilada del mundo
para brillar con mi luz,
para sentirme libre 
danzando eternamente 
en los sueños que te inventas
sin preocupaciones ni patrones 
que me inciten a reproducir 
a ese mundo tan cuadrado 
del que hoy quiero 
                             escapar.