lunes, 14 de octubre de 2013

Edad

Nada es más alentador
que saber que no sé nada,
que no he sentido, 
ni vivido nada
comparado con todo 
lo que me queda por sentir y vivir.

Nada más energizante
que descubrir la relatividad del tiempo
ese instante en que me doy cuenta
de lo pequeña que soy frente al Universo,
gigante, infinito en posibilidades.

Nada me hace más feliz
que sentir que mis años no pasarán
cuando sea amiga de los árboles
cuando sienta al tiempo
siempre joven, renaciendo
transformándose, como yo
a cada instante.

Pero cuando me sienta sabia
sienta que lo he vivido todo
y destile arrogancia
mi alma se pudrirá
como una fruta al sol
sin agua, sin dulzor
seré una anciana arrugada

Por eso busco cada día
hacer de mi vida una canción
de esas atemporales
de esas que siempre hacen eco
en el corazón de quien la escucha

No quiero olvidar que soy pequeña
un fragmento más
del montón de estrellas
que reveladas, 
decidieron estallar para formar vida.

Cuando me sienta parte de ellas
e igual a todo lo que existe
tendré la suficiente energía 
para ver la luz en cada cosa
para hacer que suspire mi alma
y juegue eternamente
como una niña.