domingo, 22 de septiembre de 2013

Afuera

Hoy es un día para caminar despacio,
sal, ve, disfruta, aunque sea un momento,
que la luz de Dios se posa sobre nosotros disfrazado de sol,
el viento es una suave caricia sobre las rosas
y los pájaros vuelan libres abrazando su calor.

Entre el ruido del tiempo acelerado
las calles se pintan de su color,
él aparece fosforescente y dulce,
brota como el pasto del cemento
y lucha contra la mezquindad del mundo
para entregarnos su vida generosa y eterna
abierta de par en par para intercambiar amor
así Dios fluye en todo hoy, mágico en cada ser,
en cada piel y cada gota de vida que puedas ver,
que por muy grandes que sean los muros
jamás podrán tapar al cielo

ven, toma mi mano y vuela,
que todo Dios está afuera...